SÍNTOMAS DE LA GALACTORREA

La galactorrea constituye un fenómeno o proceso no maligno bastante frecuente, que involucra la secreción láctea desde las glándulas mamarias, en tiempos que no corresponden al período de lactancia y que, si bien ocurre con mayor incidencia en mujeres, también puede manifestarse en los hombres, quienes presentarán los síntomas de la galactorrea que mencionaremos a continuación.

Síntomas de la galactorrea

Como mencionábamos anteriormente, la galactorrea corresponde al derrame lácteo procedente de las glándulas mamarias. La leche puede venir ya sea de uno o de ambos senos y puede derramarse sin que exista algún estímulo externo, o bien cuando se palpan los senos.

Sin embargo, la secreción láctea no es la única reacción que caracteriza a esta condición, pues también se han registrado otros síntomas de la galactorrea, tales como:

  • Secreción lechosa que proviene de los pezones, pudiendo adoptar también un color verdoso o amarillento.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultades a nivel de la vista.
  • Lívido baja en ambos sexos.
  • Incapacidad en los hombres para sostener una erección (disfunción eréctil)
  • Ausencia de la menstruación o aparición de períodos menstruales irregulares.
  • Incremento del vello en zonas como el pecho y la quijada.
  • Acné.

otros síntomas de la galactorrea

Cómo mejorar los síntomas de la galactorrea

Como ha podido apreciarse, los síntomas de la galactorrea constituyen manifestaciones molestas, inquietantes y preocupantes para los pacientes que los padecen, quienes deben acudir a un especialista médico o proveedor de la salud, a los fines de recibir el diagnóstico adecuado y, partiendo de ello, contar con el tratamiento indicado por parte del experto.

Usualmente, los tumores que produce la galactorrea no son cancerosos y pueden atacarse con medicamentos o  a través de una intervención quirúrgica, según la causa que los haya desencadenado.

Asimismo, si los síntomas de la galactorrea vienen dados por la toma de determinado medicamento, la solución entonces es su suspensión y sustitución.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no se requiere de tratamiento alguno, pues la condición mejora por sí sola con el paso del tiempo, y solo se aconseja no estimularse los senos, evitar los autoexámenes mamarios más de una vez al mes y no usar ropa ajustada que produzca fricción.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…